Carreteras del futuro: placas solares en lugar de asfalto

solar-highway-scott-brusaw-600x337

Carreteras provistas de paneles solares que, a la vez que abastecen con energía a los vehículos que circulan por ellas, contribuyen a la regeneración del medio ambiente al no recurrir a combustibles contaminantes. ¿Ciencia ficción? No, esas carreteras ya existen y se están empezando a construir en Estados Unidos.

La idea es simple: se trata sencillamente de colocar paneles solares a lo largo de la misma carretera capaces de acumular y alimentar la red eléctrica con energía solar. Un paso adelante para despedirse definitivamente del petróleo (imprescindible para producir asfalto, por cierto).

Sin embargo, se trata de momento de un proyecto en pruebas y uno de los obstáculos a superar es el de la adherencia, o mejor dicho, la falta de la misma, que de momento no ha podido igualar a la de las carreteras de asfalto convencional, sobre todo con lluvia.

En la ciudad de Sandpoint (Idaho), donde se llevan a cabo estas pruebas, están trabajando en un tipo de cristal tan duro como el acero que consta de tres capas:

  • En la parte de superior una capa dura que incorpora los módulos solares, luces LED y calefacción.
  • Una capa intermedia donde se encuentra el sistema electrónico de control.
  • La capa inferior donde se acumula y transmite la energía a la red principal.

Este proyecto piloto puede llegar a ser sin duda una revolución. Sí la tecnología correspondiente pasa por las pruebas iniciales del proyecto prácticamente no habría ya nada en contra. Pero aun queda el más complicado de los obstáculos: el coste. Y es que actualmente los módulos solares tienen un precio de hasta tres veces superior que las carreteras convencionales. Habrá por tanto que seguir trabajando para conseguir que estas carreteras del futuro sean viables.