Cómo llevar tu perro en el coche

Atlas_car4

El asunto de transportar animales o mascotas en el coche tiene más miga de lo que uno imagina. Hay quien transporta regularmente su perro o su gato en su vehículo para desplazamientos cortos. Otra cuestión es cuando salimos de viaje o de vacaciones y nos vemos en la situación de llevar a nuestros queridos compañeros animales en un viaje más o menos largo. ¿Cómo hay que hacerlo para que el animal sufra lo menos posible dentro de la legalidad?

No es para tomárselo a broma. Aquí entran en juego varios factores: la seguridad al volante, el trato a los animales y, sobre todo, lo que dispone la ley y las sanciones a las que se enfrentan quienes la incumplen.

Una cuestión de seguridad

ArnE9s_de_Seguridad_para_Coche_-_Perros_Grandes_1_495Según una encuesta del RACE, más de la mitad de los conductores afirman que han tenido alguna situación de peligro al volante provocada por un animal, y no nos referimos a una oveja que se cruza de improviso en la carretera, sino al perrito que salta sobre nuestras rodillas mientras conducimos.

Es un hecho: los animales que viajan sin sujeción en un vehículo, al igual que las personas, multiplican su peso en caso de impacto frontal, pudiendo ocasionarse lesiones mortales e incluso graves hasta para los propios ocupantes del vehículo. La pregunta es: ¿Cómo llevo a mi mascota sujeta durante el viaje? Estas son las posibilidades:

  1. Arnés con un enganche, anclado en el cinturón de seguridad del vehículo. Lo más barato.
  2. Arnés con doble enganche, un poco más caro pero mil veces más efectivo.
  3. Transportín sujeto al cinturón de seguridad, para animales que no lleven bien eso de andar sujetos con correas, como por ejemplo los gatos.
  4. Transportín en el maletero del coche, recomendable para perros de gran tamaño, que se coloca en el maletero en posición transversal al sentido de la marcha.

Puedes comprar alguno de estos productos tan prácticos y necesarios en Tu Granja en Casa.